Porqué nos sentimos cansados tan frecuentemente

por Celia Fenn

Traducción: Paloma Fernández Fernández. artesyoficios@arnet.com.ar.

Muchas personas que están atravesando su cambio de índigo a cristal experimentan dos síntomas predominantes: intensa fatiga y agotamiento. Se sienten constantemente exhaustos y sólo quieren dormir. Y cuando duermen, lo hacen profundamente y no quisieran despertarse. De modo que ¿qué está pasando y porqué nos sentimos así? El Arcángel Miguel explica que hay tres procesos diferentes que causan esta fatiga. Son:

* Limpieza del cuerpo emocional

* Desintoxicación del cuerpo físico y de los cuerpos sutiles

* Conciencia multidimensional completa

Cada uno de estos aspectos puede ser tratado de diferente manera.

Limpieza del cuerpo emocional

Al comienzo del proceso, arrostramos una intensa limpieza del cuerpo emocional. Ello implica la limpieza de la mente y del subconsciente de todos los viejos patrones de trauma y autosabotaje. La intensidad de este proceso dependerá de cuánta limpieza hayas realizado ya en tu preparación para la ascensión.

Soy una sanadora, y ayudo a mucha gente a prepararse, pero nunca encontraba el momento de terminar completamente mi propio proceso, así que, cuando enfrenté la transición, experimenté intensamente el proceso de mi cuerpo emocional durante varios meses. El asunto inundó mi subconsciente, y tuve pesadillas y ataques de ansiedad como si estuviese luchando con los traumas de mi niña interior. Esta clase de liberación de traumas es agotadora. Algunas personas no se dan cuenta lo que está pasando porque realizan la mayor parte de su trabajo liberador por la noche mediante el sueño. Pero aquellos que sufren ataques de ansiedad frecuentemente están realizando este proceso durante el día.

Si has llegado a este punto, podrías estar necesitando ayuda para este proceso de dejar ir los viejos patrones que el Niño Interior ha venido sosteniendo. Aquí es donde necesitas poner a trabajar a tu Niño Interno. Encuentra un buen terapeuta, haz un taller o busca un buen libro, pero ¡libera los patrones de tu niño herido!

Entiende que, mientras realices esta limpieza, te sentirás agotado. Has pasado la mayor parte de tu vida reprimiendo esas energías. Procesarlas es un trabajo duro. ¡Pero merece la pena! Cuando termines, habrás vaciado tu mente de patrones subconscientes de autosabotaje, y serás capaz de funcionar desde un espacio de completa claridad y pureza de intención.

Desintoxicación del cuerpo físico y de los cuerpos sutiles

El proceso de limpieza profunda está asociado a los procesos arriba citados. Así como se liberan las emociones, también lo hacen todos los viejos bloqueos físicos y mentales y los patrones asociados a ellos.

Estas viejas energías “tóxicas” son pasadas a través de los cuerpos sutiles y vaciadas a través del físico. Además, al mismo tiempo, cualquier vieja toxina que el cuerpo físico esté reteniendo será limpiada.

Este proceso de limpieza y desintoxicación somete a los órganos de eliminación, los riñones y el hígado, a un esfuerzo considerable. Por consiguiente, muchos de vosotros podréis experimentar bolsas bajo los ojos, evidencia de estrés renal, así como trastornos digestivos tales como cardialgia y flatulencia, evidencia de estrés hepático. Además, podríais experimentar dolores articulares, característicos también de la desintoxicación, así como la excesiva acidez se relaciona con su almacenamiento en el cuerpo.

Además, este proceso de eliminación también os hará sentiros cansados, y podría predisponeros a sufrir jaquecas, siendo todos estos síntomas de desintoxicación. Por eso necesitaréis beber mucho agua limpia y clara, y tratar de alimentaros tan saludablemente como sea posible.

Consciencia multidimensional completa

Esta es la parte más excitante, y sucede a lo largo del proceso. Es responsable de la “desubicación” que tantos de vosotros estáis sintiendo. El Arcángel Miguel me pidió que os explicara esto en términos de las frecuencias de las ondas cerebrales. A medida que adquirís consciencia multidimensional, expandís el rango de conciencia que vuestro cuerpo puede manejar y las maneras en que lo maneja.

Las frecuencias de las ondas cerebrales son las siguientes:

Beta – consciencia despierta “normal”.

Alpha – meditación ligera.

Theta – meditación profunda.

Delta – estado de sueño o hipnosis profunda.

Gamma – estado de movimiento rápido de ojos o del sueño más profundo / estado hipnótico donde pueden practicarse operaciones sin dolor.

Un ser tridimensional funciona en el rango beta, y va al alpha en estados de creatividad y oración. Un ser de quinta dimensión funciona en su estado despierto normal entre beta / alpha / theta.

¡Vuestra desubicación multidimensional permite a vuestra frecuencia fluctuar en este rango mientras estáis despiertos! Pero es lo que causa “fatiga”.

Vuestro cuerpo siempre ha reconocido theta como el estado de relajación profunda que precede al sueño, y por eso, cuando vuestras ondas cerebrales cambian hacia theta, os envían el mensaje de que ¡estáis cansados y a punto de iros a dormir! Y eso sucede porque estamos condicionados a responder a esa seña con cansancio y sueño, y sentimos que necesitamos irnos a dormir.

¡Un ser de sexta dimensión entrenándose para alcanzar una Conciencia Crística completa de 9D aprenderá a moverse a través de delta y gamma en su estado normal de vigilia! ¡Ahora sí que vuestro cuerpo cree que está durmiendo! El truco es aprender a moverse con esos estados, sin entrar en pánico ni quedar “colgados” en un estado de duermevela.

Aquellos de nosotros que estamos haciendo este trabajo, frecuentemente sentimos como si estuviésemos viviendo en un mundo a cámara lenta, lo cual, de hecho, es cierto. Estamos viviendo en estado de sueño y no en nuestra vigilia consciente. Lleva un tiempo dominarlo pero, una vez dominado, es la clave de una inmensa creatividad y de la manifestación de “milagros”. En este estado de profunda consciencia podemos literalmente doblar y estirar el tiempo y la materia con la mera intención. Así pues, comprended que vuestro cuerpo está aprendiendo a adaptarse a un rango diferente de frecuencias de sus ondas cerebrales.

Un aviso de precaución

Por favor, cualquiera que sea el estado de los arriba mencionados en que os encontréis, sed prudentes y seguid los siguientes consejos.

Permaneced anclados en la tierra. Trabajad y manteneos en vuestro cuerpo. No consumáis o fuméis drogas recreativas en esta fase, interfieren con la expansión natural de la conciencia.

Distinguid entre el cansancio real y la conciencia expandida.

Sed amables con vosotros mismos. Si os sentís cansados, descansad. De hecho, necesitaréis significativos incrementos de descanso mientras atravesáis este proceso. Si intentáis hacer cosas de más, os volveréis hiperactivos y probablemente terminaréis extenuándoos.

Sed prudentes.

Si conducís un coche, permaneced concentrados y atentos. Muchas personas están teniendo accidentes porque no advierten lo que está pasando con los cambios de las frecuencias en sus cerebros. Se trata de permanecer anclados y concentrados. Decid a vuestro cuerpo y a vuestra dirección que durante el viaje necesitáis estar completamente concentrados en lo que estáis haciendo. Relajaos, ya pasará.

Pronto os encontraréis trabajando con esas frecuencias diferentes. He comenzado a divertirme mucho con ese estado ensoñado y espacioso, y estoy aprendiendo a usar la creatividad que genera. También estoy aprendiendo a cambiar frecuencias a voluntad.

Sí, realmente nos estamos convirtiendo en Cristales o Crísticos.

© 2004-5 Celia Fenn
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.